El blog de tangram

Noticias de Tangram Publicidad
¿Es mejor trabajar con una gran empresa de publicidad o con una pequeña?

¿Es mejor trabajar con una gran empresa de publicidad o con una pequeña?

20/07/2015

agencias-de-publicidad

Dentro del mundo de la publicidad existen agencias grandes y pequeñas, cada una con sus características y todas dispuestas a ofrecer al cliente una buena solución que le dé más visibilidad tanto a la marca como a su producto, pero hay veces que no siempre es elegir mejor una u otra, siempre depende de las necesidades que tengan los clientes.

Obviamente, para una pequeña empresa de barrio cuya pretensión sea llegar un target local, una empresa de publicidad grande no es su mejor elección, sobre todo por los elevados costes económicos que ello conllevaría, porque en estos casos, una empresa de gran tamaño dedicada a la publicidad tiene un gran número de departamentos que intervienen en los diferentes procesos de creación de una campaña publicitaria, algo que no todos los bolsillos se pueden permitir.

En este caso se opta por agencias de publicidad pequeñas, aunque también hay que ver qué clase de agencia es; quizá sea pequeña porque su están bastante limitados en cuanto a personal e infraestructura o conocimientos (que es lo peor) o simplemente son pequeños porque a pesar de ser uno o dos profesionales, no les interesa crecer pero sí mantenerse con sus clientes, por ejemplo.

En muchos casos, los costes en una empresa de publicidad pequeña no dependen de su tamaño sino de la profesionalidad y experiencia que tengan. Para el cliente debe ser muy importante que el resultado esté a la altura de sus expectativas, por lo que debe sopesar qué agencia contratar, no solamente dependiendo de su presupuesto sino de los resultados que puedan ofrecer. Por ello siempre es muy recomendable que éstas ofrezcan un feedback de su portfolio y casos de éxito, por ejemplo.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE COMPARAR AGENCIAS?

Un caso que hay que tener en cuenta es que en ocasiones, una agencia pequeña suele estar formada por personas que no tienen una gran experiencia en el campo publicitario, a pesar de tener estudios sobre ello, y puede que quieran aprovechar al máximo la posibilidad que les proporciona un cliente potencial, asegurando que pueden hacer todo y diciendo sí a casi cualquier proyecto. Algunas de estas agencias pequeñas ofrecen infinidad de opciones, asegurando que será básico en una campaña, intentan vender flyers, dípticos, lonas, merchandising como USBs, bolígrafos y toda una retahíla de cosas que seguramente no se necesiten.

Está normal que quieran engatusar al cliente, pero es necesario que la empresa de publicidad ofrezca soluciones que satisfagan a la perfección sus necesidades y mucho más si pueden aportar un plus, algo que le dé valor añadido a la idea del cliente. Por tanto es conveniente huir de aquellas que ofrecen infinidad de supuestas soluciones que “incrementarán exponencialmente las ventas”.

En definitiva, lo importante no es que una agencia sea grande o pequeña, lo importante es que sepan cuáles son los pasos a seguir en una campaña publicitaria, sepan y puedan desarrollarlos y conseguir un producto adecuado a las necesidades del cliente, pero para ello hay que buscar, comprar precios, ver los trabajos realizados y los casos de éxito, leer o escuchar las opiniones de la gente y todo ello proporcionará a los clientes un pequeño feedback que será suficiente para decantarse por una opción u otra.

Author:

archivo
Etiquetas