El blog de tangram

Noticias de Tangram Publicidad
Polémica sobre el retoque fotográfico en publicidad

Polémica sobre el retoque fotográfico en publicidad

14/05/2014

Retoque fotográfico

En la fotografía publicitaria… ¿retoque sí o retoque no? En este tema hay tantos partidarios como detractores pero lo que menos solemos ver es personas al natural, tanto hombres como mujeres. Hoy en día las personas “perfectas” dominan el panorama publicitario, algo que podría considerarse normal si solamente se retocan algunas imperfecciones, intentando mantener un equilibrio natural y que no se note demasiado el uso de Photoshop o cualquier otro buen programa de edición digital, algo que solemos ver en diferentes medios prácticamente a diario.

Las cosas se complican cuando el retoque es exagerado, algo que se nota e incluso puede llegar a opacar el producto que se está promocionando, con lo que la campaña resulta tener menos éxito del que se esperaba. Esto representa un alto coste tanto para la agencia como a la propia marca una gran cantidad de dinero y la consiguiente pérdida de confianza en la agencia de publicidad o al freelance en cuestión.

Es lógico que para la promoción de un producto, éste tenga que lucir su mejor aspecto así como los diferentes objetos y personas que pueden aparecer, pero no a costa de un procesado extremo. En la fotografía publicitaria no hay nada por casualidad, todo está medido al milímetro, con un aspecto irresistible, para que resulte tentador para el público.

Cortar, alargar, retocar sombras, cambiar colores, dar contraste, enfocar… todo o casi todo vale en el mundo del retoque fotográfico, aunque esto no debería ser así, al menos según han planteado en el Reino Unido donde se están planteando prohibir el uso del Photoshop o cualquier otro programa de retoque fotográfico dado que el uso excesivo puede alterar los cánones de belleza, algo que consideran que puede influir de manera muy negativa entre el público, especialmente entre los más jóvenes.

La publicidad pide a gritos imágenes impactantes, cosa lógica porque es lo primero en lo que nos fijamos al ver una fotografía y ante esta importante demanda muchos profesionales deberían plantearse dos preguntas de gran importancia: ¿hasta dónde se debe llegar con el retoque de fotografías publicitarias? ¿Se debería poner límite a estas prácticas?

Teniendo en cuenta los cambios tan importantes que se llevan a cabo con las personas, hay ocasiones en las que todo deja de ser pura fotografía y pasa a ser arte digital, en ocasiones llevado a los extremos, pero lo peor no es eso, lo peor es que se produzcan errores y nadie, aparentemente, se dé cuenta. No es la primera vez que a una modelo le desaparece por arte de magia una pierna, se le reduce la cintura hasta límites insospechados o le aparecen partes del cuerpo que no deberían estar donde están.

En definitiva, mejorar una fotografía es algo completamente normal, pero siempre usando el sentido común, algo que, desgraciadamente, no se suele usar en todas las ocasiones y muchas campañas estén rodeadas de una gran polémica por el excesivo uso del retoque fotográfico.

Author:

archivo
Etiquetas