El blog de tangram

Noticias de Tangram Publicidad
Vinilo publicitario para vehículos

Vinilo publicitario para vehículos

07/10/2014

Vinilos para vehículos

El vinilo publicitario para vehículos puede ser una gran forma de publicitar una marca o producto dado que puede moverse por prácticamente cualquier lugar, consiguiendo un alto número de impactos sin segmentar, siendo recibido por diferentes targets, ideal para un producto para todos los públicos.

Trabajar el vinilo puede llegar a ser algo complejo si no se tienen los conocimientos adecuados pero sobre todo es muy importante elegir el vinilo adecuado para cada uso. A pesar de que hay vinilos con precios medianamente asequibles, siempre es más recomendable emplear más dinero y obtener uno de más calidad con lo que obtener los mejores resultados.

Cuántas clases de vinilo hay en el mercado

Actualmente podemos encontrar varias clases de vinilo: fundido y calandrado (microperforado). Los fundidos son los que más calidad tienen. Se fabrican desde un líquido que cuando se solidifica queda convertido en una película vinílica de muy poco grosor, teniendo una gran maleabilidad y un tratamiento muy fácil a la hora de aplicarlo en los vehículos, independientemente de si son coches, furgonetas, autocares, etc. Una de las ventajas de los vinilos fundidos es que pueden adaptarse prácticamente a casi cualquier superficie, independientemente de si es sólida, rugosa, cuenta con salientes o zonas de compleja aplicación.

Por otro lado se encuentran los vinilos calandrados. No cuentan con la alta calidad de los fundidos peros su uso está muy extendido. Dentro de los calandrados se encuentran el polimérico y el monomérico. El primero cuenta con polímeros que ayudan a reducir el encogimiento al que está expuesto el vinilo normalmente. Su “pero” es que no se debe usar para superficies irregulares, pero puede usarse en exterior. Los monoméricos son los más económicos y no son recomendables para usos exteriores dado que encoge y se desluce mucho más rápido que los poliméricos.

Para su aplicación se deben identificar todas las zonas del vehículo que van a ser rotuladas y limpiar a conciencia la superficie para conseguir una mejor adhesión, además, usar la imprimación adecuada es necesaria para las zonas donde se estrecha el vinilo. Se deben evitar áreas en el reverso del vehículo dado que estas zonas no es posible limpiarlo todo de manera que puedan adherirse correctamente.

El calor es uno de los mejores aliados para el moldeado del vinilo, por tanto debe contarse con una pistola de calor que llegue hasta los 80 grados para una aplicación óptima. Una vez se haya colocado correctamente el vinilo hay que darle otra capa de calor, a unos 90 grados para romper por completo la memoria del material y evitar que vuelva a su posición original.

El desconocimiento de cómo aplicarlo correctamente, las prisas o el frío pueden ser los causantes de una mala colocación. Si la superficie del vinilo queda moteada es que se ha aplicado a una temperatura más baja de lo recomendado, lo mismo que si el vinilo se rompe, significa que el material está demasiado frío y si el vinilo tiene fallo del adhesivo cuando se aplica sobre otro vinilo o un plástico es originado por lo que se conoce como migración plástica, lo que hace que el material base descomponga el adhesivo.

Hoy en día, el vinilo es una llamativa forma de publicidad que podemos ver no solo en los coches sino también en muchos de los autobuses urbanos que circulan por nuestras ciudades. Con no demasiado dinero se puede tener una impactante campaña de publicidad, siempre y cuando el vinilo esté aplicado correctamente.

Author:

archivo
Etiquetas